Últimos temas
» El Orient Express los espera [Abierto]
Mar Feb 02, 2016 7:51 pm por Ambientación

» Thomas G. Earnshaw ✖ ID. {En construcción}
Mar Feb 02, 2016 7:24 pm por Ambientación

» Ander H. Ibarra [en construcción]
Mar Feb 02, 2016 7:24 pm por Ambientación

» Alexandra Laure d'Alençon
Mar Feb 02, 2016 7:12 pm por Ambientación

» Búsqueda Impecable
Jue Ene 28, 2016 3:37 pm por Carlo Vito Benedetti

» Ezra (en progreso)
Vie Ene 22, 2016 4:55 pm por Ralph Ezra Cunningham

» Petición de rol
Jue Ene 21, 2016 9:03 am por Theo Adler

» Registro único
Jue Ene 21, 2016 8:50 am por Ambientación

» Odette H. Sterling ID
Miér Ene 20, 2016 9:43 pm por Ambientación

Compañeros

Afiliados



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Theo Adler

Mensaje por Theo Adler el Mar Ene 19, 2016 8:50 am


THEO ADLER


¿Por qué se unió al viaje?
Theo es un empresario exitoso, con una vida cómoda –incluso lujosa– pero su
infancia no encaja en este cuadro.

Nació en el seno de una familia pobre en Dresden, Alemania. Hijo de un inmigrante danés y una mujer alemana. Su infancia se caracterizó por ausencias; de recursos, de su padre, de momentos felices. La necesidad lo obligó a madurar desde edad temprana. Es por eso que recuerda aquella época como un trago amorgo en la boca. Repugnaba su ambiente familiar y cuando su padre terminó desapareciendo en su adolescencia no hubo quién lo detuviera de caer en malos pasos.

¿Qué cosa le esperaría a Theo otra más que miseria si se hubiera abandonado a esa vida?

Pero apareció su salvador. Un hombre de negocios, elegante e ilustre, que vio en Theo una causa no perdida sino mal encausada. Lo contrató para trabajar atender su almacén. Aunque el alemán resurgió de la oscuridad, había capturada sombras de por vida. Una de las huellas es su vicio al cigarrillo y las bebidas fuertes. Aquella época de altibajos y cambios terminó cuando su madre falleció.

Teniendo veintidós años y sin nada que lo atara a Dresden decidió emigrar hacia el Reino Unido. Con el temor oculto de repetir la historia de su padre –cual rey Edipo- hizo esfuerzos titánicos para hacerse un nombre en la capital inglesa. Fueron días de cansancio, noches infinitas, y complicaciones. Pero el chico era inteligente, racional, e implacable. Logró montar una empresa que importaba objetos provenientes de ultramar; el nuevo mundo estaba lleno de objetos esperando ser vendidos a la burguesía y aristocracia inglesa.

El mismo trabajo lo llevó a codearse lentamente con esferas más altas de la sociedad –asimilando con rapidez los modos refinados– y terminando así convirtiéndose en uno de ellos.  Conoció a una chica irlandesa hija de un adinerado lord de las highlands. Ella se sentía atraído a él por su carisma y masculinidad. Theo mostró interés por cierto tiempo pero no demasiado; él siempre había sido un espíritu libre y más aún; tenía la costumbre de relegar sus relaciones a segundo plano. Por lo que aquella relación estuvo destinada desde el primer día a marchitarse.

Últimamente, todo su interés se había enfocado en el té y el opio. Se había percatado de la creciente demanda de dichos productos, y al ser sumamente lucrativos, vio su oportunidad para crear un monopolio que asentara su nombre y fortuna. Por lo que cuando vio en el periódico que se organizaba una expedición para el oriente se decidió a ir para establecer una ruta comercial.




¿Cómo describirías a Theo?
La primera impresión que genera Theo es la de un líder nato. Sus expresiones elegantes y posturas firmes no terminan más que resaltando el carisma y la confianza que emana. Tras la inicial proyección de una autoridad firme se empieza a vislumbrar un hombre que se caracteriza por la racionalidad. Son los pequeños gestos los que lo van delatando; sus moños a la misma altura, los crucigramas resueltos cada mañana junto a su café negro, las cuentas de su empresa que lleva al día y con la más estricta rigurosidad. Esta racionalidad que le podría dar la falsa apariencia de un hombre frío es contrarrestada al hacer gala de sus buenas maneras, herencia de una alta educación, sus vestimentas a la moda, y sus modales refinados.

Si hay algo que Theo ama, es un buen desafío, grande o pequeño, y cree firmemente que si tiene suficiente tiempo y recursos, puede construir hasta el Olimpo. Sin bien su determinación le abre el paso en situaciones adversas, demostrando una voluntad férrea, también relega todo lo demás a segundo termino. En más de una vez ha empujando a sus allegados a un lado. Por eso ha ganado fama de ser alguien dominante, implacable y que no perdona. Algo de verdad y algo de mentira se esconden ahí.

No obstante, no se molesta en aclarar la mala o buena opinión que terceros pudieran tener de él. Se debe a que Theo difícilmente expresará lo que piensa o siente a nivel personal. Hay una franja muy tangible que separa sus sentimientos del conocimiento público. Sin embargo, depende de tener un grupo funcional junto a él para realizar sus múltiples objetivos, y para, secretamente, su validación, algo en lo que es curiosamente sensible.





Datos generales
Sexo: Masculino.
Edad: 42.
Grupo: Civiles.
Nacionalidad: Alemana.
Ocupación: Empresario.

Expedición
Se unió en: Londres, Inglaterra.

Otros datos
 Es zurdo.
 Tiene una extensa colección de moños y corbatas finas.
 Jamás ha salido de Europa.
 Se rumora que es divorciado.
Theo Adler
avatar
Mensajes :
5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Theo Adler

Mensaje por Ambientación el Mar Ene 19, 2016 2:57 pm




Ficha aceptada. Gracias por seguir las normas. Recuerda hacer el registro único.






.
Ambientación
avatar
Se unió en :
Londres

Mensajes :
31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.